Home / Nacionales / Enfermedades tropicales se investigan en el Centro de Salud Pública y Epidemiológica Clínica de la UTE

Enfermedades tropicales se investigan en el Centro de Salud Pública y Epidemiológica Clínica de la UTE

Las enfermedades tropicales desatendidas (ETD) es el enfoque del nuevo estudio del Centro de Investigación en Salud Pública y Epidemiología Clínica (CISPEC) de la UTE. Estas patologías afectan a millones de personas en el mundo, en especial en las zonas subtropicales más desatendidas y vulnerables por su configuración socio-económica.

Debido a estos factores, el Ecuador todavía corre riesgo de albergar este tipo de enfermedades. “Aproximadamente el 90% corresponde a la Cisticercosis, Dengue y Chagas. Mientras el resto a otras patologías parasitarias transmitidas por vectores”, señaló Solange Núñez, Investigadora de CISPEC.

Por esta razón, junto con Daniel Simancas, Director de CISPEC; y Estefanía Ochoa, investigadora adjunta y embajadora joven de la American Society for Microbiology (ASM), decidieron analizar las tendencias temporales y la distribución espacio-temporal de la mortalidad por ETDs en Ecuador entre 2001 a 2016. La información fue recopilada de la base de datos del Instituto Nacional de Encuestas y Censos (INEC).

“Lo que podemos encontrar en este primer diagnóstico es que la tendencia de mortalidad a causa de ETDs tuvo un descenso estadísticamente no significativo en las tasas crudas y ajustadas”, comentó Simancas. Sin embargo, agregó que es importante señalar que “la gente sigue muriendo por estas enfermedades y no debería ser así. La tendencia debía haberse estancado o empezar a descender”.

Según el estudio, en Ecuador, en el periodo analizado de 16 años, se registran 9.000 muertes, un 38% a causa de la Cisticercosis, seguido por el Dengue y Chagas. De estas los más afectados son las poblaciones vulnerables como niños de 0 a 10 años y adultos mayores.
Otro de los resultados que arrojó este estudio es la sectorización espacial por clusters (grupos) de las zonas más afectadas históricamente. El estudio demostró que El Oro, Manabí y las provincias del noreste de la Amazonía es donde más muertes se registran a causa de las enfermedades tropicales desatendidas.
“Son enfermedades prevenibles con estrategias de bajo costos y vigilancia epidemiológica. Por lo que este estudio nos permitirá seguir los sitios donde las intervenciones pueden tener mayor efectividad”, explicó Ochoa.

Los resultados preliminares serán presentados en el XXVIII Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, que se realizará del 21 al 24 de abril en España. El evento reunirá a los principales expertos del mundo para presentar sus últimas investigaciones y resultados sobre enfermedades infecciosas, control de infecciones y microbiología clínica.

De regreso a Ecuador, los investigadores esperan continuar una próxima investigación que analice los datos encontrados enfocándose en cantones y parroquias específicas para poder aplicar modelos predictivos y brindar herramientas para los tomadores de decisiones en la Salud Pública.