Home / Actualidad / “Nuestra fe es siempre revolucionaria”, dice Francisco en misa en Quito

“Nuestra fe es siempre revolucionaria”, dice Francisco en misa en Quito

El papa Francisco ofreció este martes una eucaristía en el parque Bicentenario de Quito, la segunda misa en Ecuador tras la celebrada la víspera en Guayaquil.

El papa Francisco ofreció este martes una eucaristía en el parque Bicentenario de Quito, la segunda misa en Ecuador tras la celebrada la víspera en Guayaquil.

El papa Francisco celebró este martes ante unas 900.000 personas, incluido el presidente Rafael Correa, una eucaristía que reflejó la multiculturalidad del país, en la que el sumo pontífice habló de la necesidad “de luchar por la inclusión a todos los niveles” promoviendo el diálogo y convocó a buscar la unidad reconociendo la riqueza de la diversidad y tomando en cuenta a los más excluidos.

En su homilía el santo padre, que visita Ecuador desde el domingo en su primera escala de su gira por Sudamérica que lo llevará también a Bolivia y Paraguay, estableció un paralelo entre la tarea de evangelizar y el emblemático Primer Grito de la Independencia, ocurrido hace más de dos siglos en Quito.

La vistosa casulla que usó el papa Francisco fue bordada por artesanas de Cuenca, ciudad ubicada al sur andino de Ecuador

La vistosa casulla que usó el papa Francisco fue bordada por artesanas de Cuenca, ciudad ubicada al sur andino de Ecuador

“Nuestro grito, en este lugar que recuerda a aquel primero de libertad, actualiza el de San Pablo: ‘Ay de mí si no evangelizo. Es tan urgente y apremiante como el de aquellos deseos de independencia (…) Eso es evangelizar, esa es nuestra revolución porque nuestra fe siempre es revolucionaria. Ese es nuestro más profundo y constante grito”, expresó el santo padre, quien usó una vistosa casulla bordada por artesanas de Cuenca (sur andino).

El pontífice argentino de 78 años, el primer papa latinoamericano en la historia de la Iglesia católica, hizo hincapié en “la necesidad de luchar por la inclusión a todos los niveles, luchar por la inclusión a todos los niveles”, repitió, para luego ser interrumpido por aplausos, para enseguida añadir: “evitando egoísmos, promoviendo la comunicación y el diálogo e incentivando la colaboración”.

“Mientras en el mundo, especialmente en algunos países, reaparecen diversas formas de guerras y enfrentamientos, los cristianos queremos insistir en nuestra propuesta de reconocer al otro, de sanar las heridas, de construir puentes, de estrechar lazos y de ayudarnos mutuamente a llevar las cargas”, indicó el Papa en su homilía que duró alrededor de 18 minutos.

Antes de la misa, el sumo pontífice recorrió en papamóvil zonas del parque Bicentenario, donde la multitud lo aclamaba.

Antes de la misa, el sumo pontífice recorrió en papamóvil zonas del parque Bicentenario, donde la multitud lo aclamaba.