Home / Cultura / San Jacinto Yaguachi, devoción y patriotismo

San Jacinto Yaguachi, devoción y patriotismo

FIESTAS_AGOSTO3 san-jacinto 1

San Jacinto, una legendaria tradición en Yaguachi. El repicar de campanas y el estallido de los cohetes alertaron a la población del centro del cantón Yaguachi. Era la hora meridiana del primer día de agosto y así se iniciaban los festejos -que durarán todo el mes- en honor al patrono de la localidad, San Jacinto.
La celebración tan antigua como la mencionada ciudad, este año está enmarcada en la recordación de los 750 años de la partida del santo polaco a la eternidad. Cubierta de su capa morada finamente bordada, en su carroza adornada con flores, la imagen fue sacada de su Basílica y en el umbral de la misma, el párroco Gonzalo Torres Galindo convocó a los moradores para las oraciones respectivas.

Un incendio destruyó casi todo el poblado en 1841. Vicente Rocafuerte ordenó una nueva fundación en la que se le llamó “Pueblo Nuevo de San Jacinto”
Se encuentra situado al este de la Provincia del Guayas a unos treinta minutos de la ciudad de Guayaquil, pasando el cantón Durán a la altura del segundo puente, siguiendo la vía que conduce a la provincia de Los Ríos. Antiguamente se llegaba en tren.
A escasos 30 Km. de Guayaquil, Yaguachi es visitado permanentemente, pero a la fiesta de San Jacinto de Yaguachi (AGOSTO 15, 16 Y 17) se calcula que llegan alrededor de 600.000 peregrinos y turistas.
Unos vienen a honrar al milagroso San Jacinto y otros disfrutan el ambiente festivo que se da en los improvisados salones de baile, también se realizan la feria del dulce, la elección de la Reina y de la Criolla Bonita, las peleas de gallos, venta de comida típica, juegos pirotécnicos y mucho más. Yaguachi y San Jacinto siempre han ido tomados de la mano.
Yaguachi era un pueblo próspero, sus moradores y comerciantes encomendaban sus éxitos a San Jacinto. Desde entonces, la religiosidad popular se demuestra en la fiesta del 16 de agosto.
YSu fiesta es la expresión más popular de nuestra cultura.
Después de salpicar el agua bendecida y hacer la señal de la cruz, arrancó el peregrinar del símbolo sagrado por la calle Calderón, hasta el primer barrio yaguachense, donde permaneció para ser venerado hasta la noche, y luego regresarlo a su templo.
Así, continúa la romería diaria por los diversos sectores y cada vez, conforme se acerca la fecha tradicional, se aglutinan más y más creyentes a participar de los actos. La madrugada de este martes (04:00) inician la novena, con una alborada musical por el centro y el rezo del rosario.
Estas jornadas se mantienen hasta el día de la solemnidad de las fiestas, el 16 de agosto. Desde esa fecha hasta el 20, la imagen permanecerá en el templo y el 21 saldrán nuevamente hacia los restantes barrios.

HISTÓRICA TRADICIÓN
Según los textos de historiadores, la fiesta patronal a San Jacinto es uno de los cultos que permanece en la provincia desde la época colonial, cuando todo este territorio era denominado Guayaquil.
En tales documentos se retoma la leyenda de la aparición de la imagen colgando de un frondoso árbol de pechiche, en un sitio distante a unos 7 kilómetros de la unión de los ríos Yaguachi y Babahoyo.