Home / Nacionales / Preocupación del sector exportador por el manejo de la concesión de Puerto Bolívar

Preocupación del sector exportador por el manejo de la concesión de Puerto Bolívar

La Federación Ecuatoriana de Exportadores (FEDEXPOR), la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (ACORBANEC) y la Asociación Ecuatoriana de Exportadores de Banano (AEBE) manifiestan su profunda preocupación por el manejo que ha presentado la concesión de Puerto Bolívar bajo la designación de la empresa Yilport, reflejados en los desproporcionados incrementos de costos en las tarifas por servicios prestados, que han afectado la actividad bananera en el país y particularmente en la provincia de El Oro, sin recibir una mejora sustancial en la contraprestación de servicios que justifique tales incrementos.

El sector bananero del país ha mantenido varias reuniones con diferentes autoridades y con el concesionario para poder llegar a un acuerdo al respecto, luego de que en dos ocasiones la empresa incrementó las tasas por servicios, viéndose necesaria la creación de una Comisión Técnica encargada de definir técnicamente la tarifa para la caja embarcada a granel para los años 2018 y 2019, así como revisar todas las tarifas facultativas vigentes autorizadas por la Autoridad Portuaria de Puerto Bolívar.

Sin embargo, varios exportadores de banano han señalado problemas en la aplicación de las tarifas portuarias que no se corresponden con los acuerdos citados con anterioridad, lo que ha generado demoras en el cargamento y un inmediato incremento de costos para exportar.

La magnitud de este incremento recae sobre la competitividad de las exportaciones, particularmente de banano, mismas que ya enfrentan un escenario complejo marcado por la reducción de precios a nivel internacional y el incremento de costos internos de producción. Los efectos en el mediano plazo podrían derivar en una considerable disminución del volumen de envíos de banano desde este importante puerto, afectando sus operaciones para compensar las inversiones y afectando la actividad económica y el empleo de la provincia.

Hacemos un llamado a las autoridades públicas y a la empresa concesionaria para mantener el espacio de diálogo y análisis de propuestas que permita llegar a un acuerdo oportuno y satisfactorio para ambas partes, poniendo en el centro de las decisiones la importancia productiva y económica que representa para la provincia y para el país el desarrollo del sector bananero.

Resaltamos los esfuerzos por generar mayor inversión privada y mejorar la infraestructura del país, pero creemos también que estas decisiones deben sustentarse en un equilibrio de condiciones que no deteriore innecesariamente la competitividad del sector productor exportador no petrolero del país.